Maddi y las fronteras

Guau! Cuando acabas de leer a Edurne dando voz a Maddi te quedas sin palabras, y sin aliento. ¡Qué maravilla!

Hace un par de años, Edurne recibió una llamada en la que le ofrecían información y documentos relacionados con una mujer nacida en 1895 en Oiartzun, y muerta en 1944 en Sachenhauasn. Esta mujer era conocida como Maddi. Una mujer poco común para su época y llena de contradicciones, como ser una ferviente católica y divorciada, o se ser madre sin haber tenido hijos.

Su historia arranca en los convulsos años 30, cuando a Maddi le encargan regentar un popular hotel en la frontera vasco-francesa.

Como telón de fondo: la II República, la Guerra Civil, la derrota antes los fascistas, el comienzo de II Guerra Mundial, la Francia ocupada,…

Sirvienta de los nazis y agente de la Resistencia, contrabandista y mugalari, delatada y arrastrada por campos de concentración, la figura de Maddi recupera la voz, y la memoria, de todas las mujeres que lucharon pero han sido relegadas en los anales de la historia. Mujeres valientes que se jugaron (y dieron) la vida luchando contra el fascismo. Porque como bien dice Edurne, “imaginar a Maddi es también una forma de activar una memoria antifascista en estos tiempos en los que resuenan ecos del pasado que ella habitó”.

El epílogo, por cierto, es brillante: si tenéis un lápiz a mano no dejaréis de subrayarlo todo 👌🏾

Maravilloso.

Milenta gracies por el regalo, Edurne 💜

(Por cierto, el libro sale a la venta el 1 de marzo, así que aún tendréis que esperar un mes. Pero toma-y nota: imprescindible.)